5.3.13

Proyecto Plastilina: Preparándo materiales

Cómo hacer plastilina en casa

La  plastilina es un material perfecto para que los niños (y a veces los adultos) jueguen. Tiene muchísimos beneficios: calmar, divertir, aprender, liberar estrés, mejorar los sentidos. Además, ayuda a desarrollar la parte artística del cerebro y a mejorar: la atención-concentración, la motricidad fina, el control de los movimientos de las manos y la expresividad.


En resumen, es un material de juego excelente por su versatilidad y fácil de limpiar. También es seguro si se prepara en casa, ya que aunque los niños se la metan en la boca o la coman no resultará tóxica. Aquí les damos una receta:


Qué necesitas:

  •          2 tazas de harina de trigo.
  •          2 tazas de agua tibia.
  •          1 taza de sal.
  •          2 cucharadas de aceite vegetal.
  •          1 cucharada de cremor tártaro (para mejorar la elasticidad).
  •          Colorantes de alimentos

 

Qué hacer:


  • Mete todos los ingredientes en una olla y ponlos a fuego medio.
  • Mezcla siempre con una cuchara de madera para ayudar. Se irá espesando y quedará con una textura parecida al puré de patatas.
  • La mezcla se despegará de los lados de la olla, sigue mezclándola con la cuchara. Si está pegajosa, sigue cocinándola. Cuando la sientas como “plastilina”, entonces está lista. Sácala del fuego. 
  • Coloca la masa en una superficie de silicón o algún lugar donde no se vaya a pegar. 
  • Amásala durante unos 5 minutos hasta que quede muy suave y más parecida aún a la plastilina que compramos.
  • Luego separa la masa en porciones y agrega un poco de colorante que puede ser natural o artificial. Puedes usar el que es líquido, en gel o en polvo, todos servirán. Amasa bien las porciones para que tome el color de forma uniforme.
  • La plastilina está lista para jugar, solo hacen falta algunos instrumentos para hacer formas y cortar.
  • La plastilina que sobre debe guardarse en un envase hermético para evitar que se dañe. También puedes reciclar la que usaron los niños para jugar.
  • Los niños pueden participar en el proceso de amasado, la actividad será mucho más divertida y disfrutarán todos.


Recomendaciones al mezclar los ingredientes para facilitar la preparación:

 
1.  Mezcle las 2 tazas de harina de trigo + 1 cucharada de crema de tártaro.

2.  Añada la taza de sal fina

3.  Agregue el agua caliente + 2 cucharada de aceite vegetal

4.  Mezcle con un tenedor hasta que no haya grumos. De ser necesario tamice esta mezcla para eliminar todos los grumos

5.  Vierta la mezcla en una sartén antiadherente. Luego revuelva a fuego lento, manteniendo la agitación. En cuestión de minutos, la masa se convertirá en plastilina 

6.  He descubierto que los ingredientes secos y húmedos deben ser mezclados por separado y luego juntos. Eso hace la diferencia. De esta forma la plastilina estará lista en 10 minutos.

 

Opciones para dar color a la plastilina:


  • Para el amarillo: polvo de cúrcuma.
  • Para el marrón: cacao en polvo.
  • Para el verde: hojas de pandanus.
  • Para el azul: Flor del guisante azul.
  • También pueden emplearse colorantes alimentarios, sobres de Kool-Aid, Tag o gelatinas en polvo.


 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nuestros contenidos se enriquecen con tus aportes. Haznos saber tus inquietudes, opiniones o sugerencias: