12.3.13

Dactilopintura hecha en casa

Como hacer dactilopintura casera.

 

Con ingredientes naturales



Los niños meten los dedos en lugares donde los adultos nunca lo harían. Son capaces de ensuciarse sin que eso les moleste. Les encanta tocar texturas y tener sensaciones pegajosas en las manos. Y es que a través del tacto, especialmente los más pequeños, aprenden a sentir y a reconocer el mundo que les rodea.
Por eso los pintadedos, además de parecerles geniales a los niños, se convierten en un excelente recurso para favorecer su expresión, estimular sus sentidos y divertirlos.
Los pintadedos caseros tienen la ventaja de poder ser usados por los más pequeños porque aunque se metan los dedos en la boca no tendrán mal sabor ni resultarán tóxicos.

 
Qué necesitas:
  • 2 tazas de harina
  • 4 tazas de agua fría
  • Colorantes alimentarios, sobres de Kool-Aid, Tag, gelatinas en polvo o témpera en polvo (fíjese que no sea tóxica y, preferiblemente,  no la use con niños muy pequeños)
  • Una pizca de sal

 Que hacer:
  • Mezclar la harina con el agua. Procure que no se formen grumos.
  • Cocinar a fuego lento hasta que espese. La consistencia debe ser como una salsa blanca o una papilla de maicena para niños.
  • Enfriar.
  • Agregarle una pizca de sal y el colorante alimentario o la témpera.
  •  Envasar en un tarro con tapa y almacenar en el refrigerador
  • Envasar en un tarro con tapa y almacenar en el refrigerador


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nuestros contenidos se enriquecen con tus aportes. Haznos saber tus inquietudes, opiniones o sugerencias: